humanidades-asignatura-obligatoria

Desgraciadamente en el mundo que nos ha tocado vivir es difícil encontrar quien a nivel global sostenga que las humanidades constituyen la comprensión del comportamiento y la condición del ser humano. En este mundo de nuestros días este estudio suele ser excesivamente limitado, sobre todo en una sociedad donde prima el consumismo y la hipocresía sin valorar que llegamos a determinados comportamientos sin que la persona se comprenda a sí mismo, analice su comportamiento, sus logros y su condición.

 

No es halagüeño el futuro, quizás incluso el presente, demasiado condicionado por una
sociedad, que si es verdad que tecnológicamente avanza a unos pasos que a los más
profanos nos cuesta seguir, en el ámbito de las relaciones humanas nos volvemos cada
vez más equidistantes.

Estamos en un momento donde todo se cuestiona: el pensamiento, la opinión, las leyes.
Se abusa de esa opinión pública, manipulada desde los más diversos ámbitos, políticos,
económicos, sindicales, buscando la complicidad del anonimato de las redes sociales. Solo para satisfacción de determinados elementos de la sociedad que solo se alimentan
de aquello que les regalan a sus oídos sordos.

anuncia-tu-empresa-728×90

Es trascendente buscar en nuestra sociedad actual el papel entre ética y moral, dos viejas
cuestiones provenientes del mundo greco-romano que sin duda nos ayudarían a intimar
con nosotros mismos y con nuestras relaciones exteriores.

Estamos en una sociedad donde prima la mediocridad, por sistema se aparta a la persona
por su carácter vegetativo, sin tener en cuenta el aporte en conocimientos y en
experiencia que daría solución a problemas presentes y futuros, sobre todo en momentos
de crisis, bien sea económica, social o de valores. Esas humanidades fruto del desarrollo
de siglos de la persona son estigmatizadas y apartados por una parte de la sociedad
radicalizada en el odio y en un sectarismo que suelen tener un respaldo, precisamente
porque se han ido abandonando unos principios, resoluciones e ideas para facilitar la
vida social.

El hombre, sigue inmerso en una catarsis deslegitimadora de su condición humana. Se
hace perverso ante todo aquello que su egolatría no asuma. Por eso se hace indispensable el fortalecimiento de las humanidades, saber quienes somos, de donde ​venimos y que hemos hecho nos podrían despejar las frecuentes dudas que el futuro nos depara para dejar de repetir nuestros continuos errores.

Ignacio Sánchez

No hay comentarios

Dejar respuesta