colegio-carmen-calzado

Sito en la calle Santa Úrsula se alza este edificio del siglo XVII. La fundación se debe a Francisco Espinel, y el título que se le puso fue el de Colegio de las Carmelitas Calzadas de Nuestra Señora del Carmen. El edificio colegial ofrece una severa fachada de ladrillo y mampostería sobre sócalo de piedra, y una puerta de acceso de estilo plateresco, adintelada y sumada de frontón triangular.

Colegio del
Carmen Calzado

En el interior hay un patio de verdadero interés, pues qunque reúne las características clásicas de los patios colegiales barrocos, en este caso la riqueza de ornamentación con el ladrillo y la piedra caliza es más llamativa. La iglesia se alza al extremo izquierdo de la fachada, haciendo esquina con la calle del Carmen Calzado. Tiene fachada principal a la calle de Santa Úrsula, y es de piedra caliza diseñada como arco del triunfo, con columnas que lo escoltan sobre altos pedestales, más que un friso de triglifos y metopas y un frontón partido que alberga un templete con la imagen de Nuestra Señora. Tiene otra portada lateral a la calle del Carmen, más esbelta y con dos pisos, toscano abajo y jónico arriba. El interior es de una sola nave, dividida en cuatro tramos mediante pilastras arquitrabadas, y cubierta de bóveda de cañón con lunetos.