colegio-santas-justa-rufina

Fundado por Lucas González de Miedes para estudiantes de Teología y Cánones. Sus estatutos imponían que fueran solo 12, los estudiantes que acogiera, y que todos fueran naturales de Sevilla.

Colegio de Santas
Justa y Rufina

El colegio se estableció sobre un edificio previamente construido para casa-palacio de doña Juana de Catalina, y en 1607 fue adquirido por el referido mecenas para destinarlo a Colegio. En el siglo XIX fue adquirido por la familia Lizana que lo restauró y ocupó. Tras algunos años como residencia de la familia Lizana, el  Ayuntamiento lo adquirió y restauró, y lo ha usado para residencia de personajes ilustres que visitan la ciudad.

En su portada, dos plantas, teniendo en la baja una puerta con dintel sujeto por columnas jónicas, en cuyo centro aparece escudo con las armas del fundador, y la superior, también entre columnas, una ventana sostenida por dos figuras de felinos encadenados entre sí sobre la cual figuran en un tímpano curvo dos ángeles que tienen un escudete de vacío blasón.