colegio-san-patricio

También conocido como el Colegio de los Irlandeses, hoy se ve mutilado y fragmentado, pero con utilidad en nuestra época.

Colegio de
San Patricio

Fundado en 1630 por el irlandés John O’Neill, como colegio menor de la Universidad de Alcalá para que cursaran estudios de Teología, veinte estudiantes naturales de Irlanda, Flandes y Holanda, al objeto de formar sacerdotes que pudieran mantener viva la tradición católica frente a las reformas de los protestantes, en sus países de origen. Se refundó en 1645 por parte del Barón portugués Jorge de Paz Silveira, quien dejó importante renta para su construcción y mantenimiento. Por problemas económicos, en el siglo XVIII pasó a depender del colegio del mismo nombre de la Universidad de Salamanca, pasando el edificio a ser propiedad del Conde de Revillagigedo. Luego de un tiempo de abandono, ha sido rescatado para la ciudad universitaria de Alcalá como “Fundación Colegio de los Irlandeses”, y en él se da formación a estudiantes extranjeros, existiendo una buena biblioteca en lengua inglesa.

Se ha restaurado fielmente su fachada, toda de ladrillo, con enormes ventanales en dos piso, centrada por una portada de vano adintelado. De su primitivo patio, solo ha quedado en pie y restaurada una crujía que da a un corral o patio peatonal que une las calles Mayor y de Escritorios.