colegio-Caracciolos

Es el colegio menor de San José, de la Congregación de clérigos reglares menores. Su nombre lo debe a haber sido fundado por San Francisco Caracciolo a inicios del siglo XVII. En 1628 recibió el patronazgo de don Antonio Alosa Rodarte, y fue ahí cuando la institución comenzó a crecer.

Colegio de
los Caracciolos

Se llegó a construir toda una manzana ocupada por el templo y las dependencias del Colegio. Se alzó un colegio que tenía dos patios similares, separados por una gran escalera de planta de cruz griega, que servía de distribuidora hacia el conjunto colegial. Los patios, que aún se conservan, son de dos plantas con arcos semicirculares de piedra sobre pilares de ladrillo, y la iglesia de impactante fachada, mezcla el ladrillo con los detalles geometrizantes en piedra caliza. El arco de medio punto de la entrada se enmarca por sendas columnas exentas de pedestales, sosteniendo una hornacina ocupada por la talla de bulto de San Francisco Caracciolo. El cuerpo central se separa de los laterales por altas pilastras de piedra, y se remata por un frontón triangular con óculo y múltiples molduras, mientras que los laterales, más bajos, se ocupan de ventanas ciegas y moldurajes, rematando en sendos alerones. El interior es de nave única con crucero rematado en lo alto por cúpula sobre tambor. Ocupado muchos años por cuarteles de Intendencia, sufrió un incendio, y actualmente se utiliza para dependencias culturales de la Universidad de Alcalá.