casa-entrevista

Nombre dado al Convento de San Juan de la Penitencia, fundado por el Cardenal Cisneros a finales del siglo XV para que sirviera de núcleo monasterial femenino, colegio de doncellas y hospital de mujeres. Durante siglos ocupó una enorme extensión al extremo occidental de la villa, y sus múltiples dependencias, cada vez más viejas, forzaron a que en 1884 la comunidad se trasladara al antiguo Colegio de Agustinos Descalzos, en la calle Santiago.

Casa de
la Entrevista

En el lugar del primitivo convento franciscano de San Juan, derruidos la mayoría de sus edificios, se conservó solamente la iglesia y el patio. La iglesia fue restaurada el 1968 y actualmente funciona como sala de exposiciones dependiente de la Concejalia de Cultura del Ayuntamiento.

Se denominó a este viejo templo como “Casa de la Entrevista”, en recuerdo a la entrevista que mantuvieron en 1486 Cristóbal Colón y la Reina Isabel de Castilla, en el Palacio Arzobispal.

La fachada de esta Casa es la del viejo templo franciscano, muy al estilo cisneriano de severidad y sencillez, sus paramentos de aparejo toledano permiten el acceso por un vano semicircular de piedra sobre el que campea el escudo del fundador.

Junto a la Casa de la Entrevista se alza el Colegio Público Cardenal Cisneros, en el que se ha conservado el claustro del viejo convento, de planta cuadrada con dos pisos adintelados, teniendo columnas de piedra en el inferior, con escudos cisnerianos, y de pie derechos de madera el superior, en un estilo muy complutense.